¿Eres Egoísta?

Diana Meza Vargas

¿Qué es el egoísmo?  La palabra egoísmo en su etimología viene del latín «ego» yo y del sufijo «ismo» que indica alguna actitud, conducta, comportamiento, proceder o costumbre.  Según la Real Academia de la Lengua, Egoísmo, consiste en el inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás.

¿Cómo escuchas esto? El egoísmo como tal, es realizar todos aquellos actos que realizo por interés personal o propio, sin mirar las opiniones, gustos o necesidades de los demás.  Al actuar de esa manera, nos pueden calificar de egoístas, y como está en la definición anterior, yo leo que el extremismo en este sentido es lo que le da un significado negativo al egoísmo.

El egoísmo, es una actitud que me dificulta la relación con los demás, pues al ser una persona egoísta trato a los demás y los hago sentir incómodos y como si no me importaran.  En este sentido, el egoísmo es un antivalor, opuesto a valores tan importantes para la convivencia humana como la solidaridad, la gratitud o el altruismo.

Con todo lo anterior, te vuelvo a preguntar: ¿Eres egoísta?, pues te cuento que ¡SI!, todos los seres humanos, ya sea porque lo tenemos en nuestra bioquímica cerebral o por pura sobrevivencia física, todos somos egoístas.

Porque antes que nadie en mi vida, estoy yo, aunque a lo largo de mi vida, me han introyectado el valor de no ser egoísta, lo único que hemos logrado es cubrirnos de cierto puritanismo que me aleja de mi Ser y de mi esencia y no me permite actuar congruentemente conmigo misma y con los demás.

Te explico: Cuando nací, no pensaba en nadie más que en mi misma y luche y llore, literalmente, todo lo necesario, para atender mis necesidades.  Todos nacemos egoístas, el problema es cuando el egoísmo se desvirtúa.  Desde que era yo un bebe, me dijeron que tenia que compartir mis juguetes y no ser egoísta con mis hermanos o mis amigos y ahí se inicio el camino hacia la desconexión con mis necesidades, tratando de conectar y de hacer sentir al otro mejor, por encima de mis propias necesidades. ¿te suena?

Ahora, a través de la vida y viendo mi camino en retrospectiva, me doy cuenta de que me he abandonado y me he dejado atrás por satisfacer las necesidades de los demás. 

Estamos en un momento de quietud, con esta pandemia, que no podemos interactuar con el otro, como solíamos hacerlo, y tenemos que voltear a vernos a nosotros y ver lo que necesitamos.  ¿Eso es ser egoísta?   Pues sí.  Como te comenté algunas líneas atrás, el egoísmo es realizar actos por interés propio, sin mirar las opiniones y los gustos de los demás y en este tiempo lo puedo hacer libremente, sin sentirme culpable por perjudicar a alguien más.

Reflexionando más a profundidad en este sentido, necesito empezar a verme, voltear a preguntarme que necesito, para que no tenga que ir a buscarlo con alguien más, y al yo llenar mis propias necesidades y opiniones, sin querer, estoy ayudando al otro a no tener que cargar con lo que yo, por ayudarle, no había visto en mi.

Con toda esta reflexión, creo que todos necesitamos y debemos de empezar a quitarle el significado negativo al egoísmo y solamente pensar en lo que yo necesito, sin que perjudique a los demás y a empezar a cuidarme y a procurarme cada día más.  Porque si cada uno de nosotros, nos volviéramos más egoístas en ese sentido, hacia nosotros, sin dañar al otro, este mundo, definitivamente sería muy diferente, ¿no lo crees?

Cómo ves, el concepto del egoísmo tiene muchas aristas y este es uno que quería ponerte sobre la mesa.  Vuelvo a preguntarte: ¿Eres egoísta?, ojalá que ahora tu respuesta haya sido afirmativa.

Me encantaría leer tus comentarios y poder retroalimentarnos juntos. Un abrazo y hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *